Bioshock: Rapture

Bioshock rapture

 

 

Título: Bioschock Rapture

Autor: John Shirley

Edita la versión española: TimunMas

Año: 2012

ISBN 9788448004972

 

 

 

 Bioschock Rapture narra la fundación de la ciudad submarina Rapture hasta el momento antes de nuestra llegada a la ciudad, que es cuando empieza el videojuego. John Shirley reconstruye los vacíos que dejaban las cintas magnetofónicas que íbamos recogiendo. Shirley nos narra la caída moral de Andrew Ryan, convertido en la antítesis de aquello en lo que inicialmente creía, o parecía creer. Esa caída moral nos la cuenta Bill McDonagh, el fontanero al que Ryan nombra contratista general de Rapture. McDonagh se convierte en el mejor amigo de Ryan, una amistad basada en buena medida en la gratitud; pero McDonagh no tiene el fanatismo ideológico del magnate, de ahí que la cadena que unía su amistad termina rompiéndose.

Shirley crea nuevos personajes, como los matones guardaespaldas de Ryan, porque alguien tiene que hacer el trabajo sucio, y Sullivan el jefe de seguridad no es suficiente. Es una ironía, puesta adrede por el autor, que Ryan en quien más puede confiar realmente es en un ruso. Andrew Ryan tiene un sentido de la lealtad más próximo al que tendría un Zar, un señor feudal o incluso un capo de la mafia. Es lógico que una persona educada en valores liberales no aguante esa situación por mucho tiempo y busque una liberación de un modo u otro… La crisis de Rapture viene cuando el “Gran Hombre” ve que las cosas no están saliendo como esperaba, la gente no ve cumplidos sus ambiciones. Cuando una persona cae en la pobreza, el sistema no tiene recursos para hacer que esa persona se reincorpore a la sociedad, que vuelva a emprender de nuevo. Esa falta de salvaguardas convierte Rapture en un polvorín. El stress postraumático que sufre Ryan le impide reconocer que el sistema que ha creado está excesivamente deshumanizado; realmente lo sabe pero no le importa. Él mismo está deshumanizado a causa de su fanatismo. Andrew Ryan sufre una mezcla de estrés postraumático, ambición y orgullo. Una combinación peligrosa que hace que se radicalice en situaciones de crisis y se convierta en una sombra de lo que fue. El comunismo es la base de su trauma y mientras no lo supere habrá un baño de sangre continuo.

El problema es la alternativa, como ya descubrimos quienes jugamos a Bioschock, no hay alternativa a Andrew Ryan. La alternativa “Atlas” es una farsa, no existe. El jugador lo sabe pero la gente de Rapture no. Un pequeño fallo en la historia, bajo mi punto de vista, es no incorporar la traición de Cohen. Ryan cree que Cohen, aunque convertido en un psicópata le sigue siendo fiel, pero yo recuerdo en el juego que Cohen está haciendo planes para matar a Ryan. Por otra parte su Ryan supiera que Cohen no le es fiel hubiera acabado como McDonagh.

 

I will do this entry when I found the text I was writting about this book.

 

Sorry!

Articulo publicado en Literatura, Relacionado con videojuegos con las etiquetas: , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


¡IMPORTANTE! Responde a la pregunta: ¿Cuál es el valor de 11 9 ?